fbpx

¿Qué hacer en Madrid? 6 planes originales

22
0
Compartir
qué hacer en madrid

Madrid es una de las ciudades con mayor oferta de ocio del mundo. Cultura, gastronomía, deporte, diversión, naturaleza… La capital de España tiene muchas más opciones de las que somos capaces de abarcar y, además, también se sale de lo típico.

Normalmente, hacer turismo significa visitar los lugares de siempre pero, tanto si estás de paso por la ciudad como si resides habitualmente en ella, los planes que te vamos a proponer a continuación pueden ser una manera muy original de exprimir al máximo la capital.

Puedes visitar monumentos, museos, ir al rastro, pasear por sus calles… Pero si buscas qué hacer en Madrid de una manera más original, toma nota de las seis propuestas que te ofrecemos a continuación. ¡Disfrútalas!

Un día en un parque temático

Uno de los mejores planes que puedes hacer en Madrid, tanto si vas con amigos como si prefieres un plan familiar, es elegir alguno de sus muchos parques temáticos y pasar un día de lo más divertido, con un montón de actividades diferentes, espectáculos y hasta posibilidad de comer en las instalaciones.

En estos lugares está todo preparado para que pases una jornada muy divertida, haciendo cosas al aire libre y con muchas emociones fuertes. Están pensados para todas las edades, aunque te pueda parecer que están destinadas más bien para un público infantil. ¡Nada de eso! ¿A quién no le gusta pasarlo como un niño de vez en cuando?

Además, como te decimos, son muchas las opciones disponibles en Madrid y sus alrededores. Sólo tienes que elegir la que más te apetezca y preparar tu aventura. Por ejemplo:

  • Parque de Atracciones de Madrid. Es el parque temático por excelencia de la capital. Tiene montañas rusas, caída libre, tiovivos, atracciones de agua, espectáculos y un montón de alternativas para pasar un día estupendo sin salir de la capital porque se encuentra en la Casa de Campo.
  • Parque Warner. Tendrás que desplazarte hasta San Martín de la Vega para disfrutar de este parque temático en el que los superhéroes y los Looney Tunes son los protagonistas. Te sentirás como en el interior de una película de animación, con atracciones de todo tipo, shows musicales muy entretenidos y hasta restaurantes temáticos. Y no creas que es sólo para niños porque apostamos a que hay atracciones a las que muchos adultos no son capaces de subir.
  • Warner Beach. Si no sabes qué hacer en Madrid en agosto, este parque temático es tu mejor opción. Tiene atracciones de agua muy divertidas: toboganes, piscinas y un montón de actividades para pasar un día muy refrescante. Además, se puede sacar entrada conjunta con el Parque Warner, para disfrutar de las atracciones de las dos instalaciones en varios días.
  • Aquopolis. En Villanueva de la Cañada también tienes un parque acuático muy divertido, con un montón de atracciones para toda la familia y, por supuesto, algunas también más extremas, que seguro que ponen a prueba tu valentía. Si no sabes qué hacer en Madrid con calor, ésta es la mejor manera de refrescarse.
  • Aventura Amazonia. En Cercedilla hay un parque de aventura en el que puedes subir a las copas de los árboles, deslizarte en tirolina y pasar un día silvestre más feliz que Tarzán y Chita. Es un plan sólo apto para muy aventureros.

Y si prefieres planes más tranquilos en plena naturaleza también puedes optar por otros parques como Faunia o el Zoo Aquarium. ¡Es un planazo!

Mucho más que un Jardín Botánico

Visitar el Real Jardín Botánico es una de las mejores cosas a hacer en Madrid. Es verdad que es uno de los jardines más bonitos pero también tiene mucho más porque en los últimos años se le está sacando mucho partido a sus instalaciones para planes con niños, en pareja o, simplemente, para disfrutar en solitario si prefieres ir sin compañía. Lo que sí es seguro es que no te lo puedes perder porque hay de todo.

Naturaleza

Para empezar, vas a descubrir una enorme colección de plantas, flores y todo tipo de árboles y disfrutar de un agradable paseo al aire libre entre olores y colores maravillosos. Y, todo eso, en pleno centro de la capital, muy cerca de los museos del Prado, Reina Sofía y Thyssen.

Uno de sus grandes atractivos es su colección de nenúfares tropicales. Es puro espectáculo. Hay más de veinte ejemplares de esta planta acuática procedentes de diferentes países en el estanque oval que se ubica en la Terraza de los Bonsáis. Te va a encantar ver los colores. Eso sí, si quieres disfrutarla, aprovecha los meses de primavera y verano.

Tampoco te puedes perder los invernaderos, especialmente el Graells, con un montón de plantas tropicales que te harán pensar que estás en medio de la selva.

Cultura

El Botánico tiene olores y colores maravillosos, pero también sonidos espectaculares porque los viernes por la noche, entre mayo y septiembre, se organizan sesiones musicales para poder pasear por los jardines con agradables melodías de fondo.

En la oferta cultural del Jardín Botánico también hay exposiciones, con una amplia variedad de artistas durante todo el año. En el Pabellón Villanueva encontrarás exposiciones temporales en un espacio precioso en el que se mezclan naturaleza y arte con una bonita luz natural.

Y, desde el punto de vista educativo, es muy interesante para las familias con niños echar un vistazo a sus diferentes talleres como el de anillamiento de aves, por ejemplo.

Las tres terrazas

El Jardín Botánico se divide en tres terrazas, que no son más que tres zonas diferenciadas por las especies que puedes descubrir y la organización de las mismas.

  • Terraza de los Cuadros. En esta parte puedes encontrar cuadros geométricos formados por setos de boj en los que se pueden ver árboles ornamentales, medicinales, de huerta, frutales y aromáticos.
  • Terraza de las Escuelas Botánicas. Esta zona está rodeada por doce fuentes en las que puedes descubrir cómo es la evolución de las plantas, ordenadas por familias.
  • Terraza del Plano de la Flor. Aquí tienes unas plantas de estilo más romántico, perfecto para un paseo tranquilo y/o en pareja, y está situado en la parte superior del jardín.

Naturaleza encendida

Dependiendo de la época del año, también podrás encontrar actividades y propuestas alternativas en el Jardín Botánico. Por ejemplo, por navidades, en los últimos años se ha programado lo que se conoce como Naturaleza Encendida, que no es más que un espectáculo de luces y sonido que a lo largo de un kilómetro y medio hacen que el paseo por los jardines sea mágico. El paseo lumínico nocturno es un auténtico espectáculo que no te puedes perder.

Una ruta gastronómica

¿No se te ocurre qué hacer en Madrid este fin de semana? Pues te proponemos un plan que, aunque te parezca poco original, es más atractivo de lo que piensas. La capital se ha convertido en los últimos años en un referente gastronómico y este aspecto es muy importante para conocer realmente una ciudad. Sus monumentos, su cultura, sus calles… Todo eso son elementos indispensables que nos permiten conocer cómo es un lugar pero lo de conquistarnos por el estómago es una cosa que hay que tener muy en cuenta si queremos enamorarnos definitivamente de un sitio.

Las estrellas Michelin de DiverXO, con la cocina transgresora de Dabiz Muñoz, hacen que éste sea uno de los lugares más apetecibles en los que descubrir nuevos sabores. Pero también es posible saborear menús más clásicos en el restaurante Coque, de los hermanos Sandoval; o darse un homenaje en el Restaurante Terraza Puertalsol, propiedad de Alberto Chicote.

Y si todo eso se sale de tu presupuesto pero quieres comer platos deliciosos y originales por precios algo más asequibles, te proponemos algunos lugares en los que ponerte las botas.

  • La Tasquería. Es el restaurante del chef Javi Estévez, con una estrella Michelin. Aquí podrás probar alta cocina con un toque casual e informal. Te recomendamos unos callos diferentes, unas croquetas que no te esperas o una tortilla de sesos y trufa que quitan el sentido. Está en la calle del Duque de Sesto, en el barrio de Salamanca.
  • Yakitoro. Hasta finales de 2020 eran los restaurantes regentados por Alberto Chicote y su esposa, Inma Núñez. Ahora tienen otros dueños pero el concepto de tapeo que tienen es maravilloso. Los pinchos, los bocadillos, los postres… ¡Hay que probar todos los platos! Pero no en el mismo día, claro. Hay un local en la calle de la Reina (junto a la Gran Vía) y otro en el Paseo de la Castellana (cerca del Santiago Bernabéu).
  • Inclán Brutal. En la calle de Álvarez Gato, en el barrio de Huertas, al lado de la Puerta del Sol, se encuentra el Inclán Brutal Bar, un restaurante con unos platos exquisitos y un ambiente muy agradable en el que comer rico y diferente sin gastar mucho dinero. Y su local ‘hermano’ Rosi La Loca es otra locura para el paladar.
  • 80 Grados. Este restaurante comenzó ofreciendo sus innovadores menús a precios asequibles en el barrio de Malasaña, pero ya tiene cuatro locales en total, añadiendo el de Castellana, uno en Pozuelo y otro en Las Tablas. Aquí puedes comer a la carta o menú del día con diferentes combinaciones muy sorprendentes. Nada es lo que te esperas pero todo está buenísimo.

Te podríamos recomendar lugares más clásicos o de comida más típica madrileña pero Madrid también es la fusión de culturas de quienes viven en esta ciudad y la comida de vanguardia forma parte, igualmente, de su oferta turística.

De Madrid al cielo

Dicen que de Madrid, al cielo. Y, por eso, otra de las mejores cosas que hacer en la capital es descubrir sus tejados, sus alturas y sus vistas desde arriba. No te creas que son pocos los lugares en los que puedes descubrir la ciudad desde una perspectiva diferente. A ver si va a ser sólo en Nueva York donde se puede acceder a miradores a gran altura…

En Madrid hay diversas opciones para contemplar una panorámica espectacular desde lo más alto. Aquí tienes algunos ejemplos:

Azotea del Círculo de Bellas Artes

Desde aquí tendrás la mejor vista de la calle de Alcalá y la Gran Vía, pero también del Palacio de Cibeles o del popular Edificio Metrópolis. Incluso puedes tomar algo y puedes subir tanto de día como de noche.

Terraza Cibeles

Las vistas desde la sexta planta son impresionantes. Es la imagen típica de Madrid vista desde arriba: la plaza de Cibeles, la Gran Vía, el Paseo de la Castellana. También abre de día y de noche y se puede comer y tomar una copa.

Faro de Moncloa

Es una torre de iluminación de 92 metros de altura y tiene unas vistas realmente espectaculares del skyline madrileño. Cuesta muy poco visitarlo y disfrutar del tremendo paisaje que ofrece.

Parque de las Siete Tetas

Si no sabes qué hacer en Madrid gratis, puedes contemplar la ciudad al atardecer desde uno de los mejores miradores de la ciudad. Las perspectivas son diferentes según el lugar en el que te sitúes. No hay puesta de sol más bonita en la capital.

Templo de Debod

Es un edificio del antiguo Egipto situado prácticamente en el centro de Madrid, al oeste de la Plaza de España. Está en una zona alta en la que se puede disfrutar del monumento en sí y de unas vistas increíbles. Las fotos aquí son para presumir en redes sociales, sin lugar a dudas.

Teleférico de Madrid

¿Quieres unas vistas espectaculares de Madrid desde arriba? ¡Sube al Teleférico! Es un viaje de unos diez minutos que ‘sobrevuela’ la ciudad a lo largo de dos kilómetros y medio. Se sube a una altura máxima de 40 metros de altitud y la experiencia merece la pena, aunque es verdad que hay miradores con mejores vistas que éste.

Y, además de todos éstos, hay otros muchos miradores en los que las vistas de Madrid son impresionantes, como la terraza del Casino de Madrid, la del Museo Reina Sofía, la cúpula de la Catedral de la Almudena o, también, El Corte Inglés de Gran Vía o los hoteles NH Collection Madrid Suecia, Iberostar Las Letras Gran Vía, Europa o Jardines de Sabatini Aparto Suites, entre otros.

Nada que envidiar a Broadway

Hablábamos antes de los miradores en las alturas de Nueva York y volvemos a referirnos a la ciudad de los rascacielos para compararla con Madrid porque, por mucho que allí todo lo hagan a lo grande, la capital de España no tiene nada que envidiar a Broadway si hablamos de espectáculos musicales.

Allí tienen El Rey León y aquí, también. Es el musical más visto en nuestro país, con años de trayectoria en la Gran Vía. Un espectáculo digno de ver, tengas la edad que tengas. Y, además, después del parón por culpa de la pandemia, regresa al Teatro Lope de Vega en septiembre de 2021 y hay muchas ganas de volver a disfrutar de esta maravillosa producción.

Y hay otras muchas puestas en escena en la ciudad que son altamente recomendables. La mayoría se encuentran concentradas alrededor de la Gran Vía, nuestro Broadway a la madrileña, pero también hay montajes en otros puntos de la ciudad. Toma nota de algunos de ellos:

  • La llamada (Teatro Lara)
  • Billy Elliot (
  • Ghost (Teatro EDP Gran Vía)
  • Peter Pan (Teatro Maravillas)
  • Grease (Teatro Nuevo Alcalá)
  • We Will Rock You (La Estación. Gran Teatro CaixaBank Príncipe Pío)
  • A quién le importa (Teatro Arlequín Gran Vía)
  • Gracias por venir (Teatro Arlequín Gran Vía)
  • EuroAbba, bailando con ABBA (Teatro Cofidis Alcázar)

Y, además, se esperan los próximos estrenos de Los Pilares de la Tierra, Dirty Dancing, Matilda o La Familia Addams. Puedes consultarlos todos en este enlace.

Un partido de fútbol

Si te gusta el deporte, al menos una vez en la vida tienes que ver un partido en directo en el estadio de tu equipo favorito. Si estás en Madrid, tienes varias opciones, tanto en la capital como en las afueras, y tanto en equipos de Primera división como de otras categorías.

Nuestro consejo es que vivas la experiencia de un partido de élite en uno de los grandes estadios vanguardistas de la ciudad. El Wanda Metropolitano fue inaugurado recientemente y, si eres seguidor del Atlético de Madrid, puedes darte el lujo (muchas veces lo es) de disfrutar de un encuentro del equipo rojiblanco en directo.

Pero, si eres del Real Madrid, en cuanto termine la reforma del Santiago Bernabéu será un momento idóneo para disfrutar de un partido en vivo y comprobar cómo son las nuevas instalaciones del club más laureado del mundo.

Además, puedes aprovechar en ambos estadios para visitar sus museos, en los que se exponen sus trofeos conquistados pero también otros muchos elementos históricos muy interesantes que te hablarán de la historia del equipo. Y hasta es posible hacerse fotografías pisando el césped o en los banquillos en los que se sientan los entrenadores.

Si te gusta el fútbol, vivir este tipo de experiencias en la capital es posible, y es un plan diferente que puede ser muy apetecible.

¿Qué plan te gusta más? Aquí te hemos dejado seis propuestas distintas que sabemos que te van a gustar. Además, siempre te queda la opción de ir probándolos todos e incluso combinarlos para que tus planes de ocio sean todavía más completos. ¿A qué te apuntas este fin de semana?

Yoigo 2

Deja un mensaje